Bernardino Ana Maria Matute Bibliography









“Bernardino”, relato escrito con la maestría que caracteriza a esta autora, nos lleva de la mano, sin aspavientos innecesarios, por la dualidad de un mundo que parece no tener reconciliación: el de los señores y el del pueblo reflejado en un puñado de niños.


La historia, contada en primera persona –a mi parecer y por lo que escribiré más adelante- por una niña de edad indefinida (no hace alusión ni a su edad, ni a la de sus hermanos, así como tampoco al resto de los niños que aparecen en ella), una primera persona que más sugiere un narrador cámara en 3ª persona que sólo cuenta lo que ve y nada más que eso. No se preocupa en ahondar ni en sentimientos, opiniones, o pareceres del resto de los personajes.


Acata, al igual que sus hermanos, a pie juntillas, que “Bernardino es un niño mimado”, sin apenas saber qué quieren decir con eso los mayores. Es, por tanto, prejuiciosa. Hace juicios de valor: se deja llevar por los comentarios que hacen sus hermanos. El mayor dice: “Bernardino es un pez”, es decir, frío O: “Bernardino es un pavo”, que añade el pequeño con el sentido de que es un bobo, que lleva el moco colgando, un baba caída…



Historias de la Artámila, Plaza y Janés 1961
La narradora prácticamente no describe a los personajes, ni a los mayores, ni a los infantiles, si no es con ligeras pinceladas. Ella y sus hermanos están con el abuelo, que puede ser como cualquier otro abuelo del mundo, ninguno tiene ni nombre ni rostro.

Sólo se interesa, de manera relativa, por las hermanas de Bernardino a quien les da nombre: Engracia, Felicidad y Herminia e, incluso las describe. A los muchachos del pueblo también “nos los presenta”…, a estos los pone como algo gamberros, envidiosos y violentos; sobre todo el cabecilla, hijo del capataz de las minas quien le pega, algo que el hijo ha aprendido bien y hace lo mismo que el padre: ser violento de manera gratuita. Ellos son: Mariano Alborada, el hijo de un capataz, Lucas, Amador, Gracianín y el Buque…


se fija la narradora -de ahí deduzco que se trata de una niña quien nos cuenta esta historia- en el paisaje -[…] elcamino era bonito por la carretera antigua, entre castaños y álamos, bordeando el río- que les lleva, a ella y a sus hermanos, cuando van de visita a “Los Lúpulos”, la casa en la que vive Bernardino; nos describe a las tres hermanas del protagonista –que me recuerdan a la señorita Rottenmeyer- como mujeres muy mayores (que parecen, más que sus hermanas, sus tías, que visten como otras mujeres antiguas a las que ha visto en el viejo álbum de fotos de casa del abuelo: con ropas oscuras y moños altos como “roscas de azúcar”). A Bernardino también lo describe con precisión, tanta, que ante nuestros ojos aparece un niño enclenque, enfermizo, macilento… Quizá por enfermedad o, quizá, porque sus hermanas no le dejan moverse de casa, correr, jugar, saltar como cualquier otro niño de su edad.


Bernardino, hijo de un segundo matrimonio de su padre, padre del que no se hace mención nada más que en ese momento, lleva a pensar que fue una boda desigual, tal vez entre un hombre mayor, padre de unas hijas también muy mayores, y una mujer joven que debió de morir en el parto. De ella no se habla en la historia, así como tampoco se vuelve a aludir al padre, por lo que queda implícito que ambos progenitores han fallecido y, Bernardino, es un niño huérfano que está tutelado por sus tres hermanas, demasiado estiradas e incapaces de darle cariño, cariño que el chico busca –y encuentra- en su perro Chu, un chucho sin pedigrí pero que es su mejor amigo.


Es más, Bernardino sólo se vuelca en su perro, pero cuando nadie le ve. De ahí que nadie sepa lo que les une, por eso las dudas de los tres hermanos que no se explican cómo ese animalito le quiere tanto. Estos tres hermanos, que son los únicos que hubieran podido ser sus amigos –por esas visitas que el abuelo gira a “Los Lúpulos”, siempre acompañado de ellos pero que en ningún momento se desvela el por qué de esas visitas, así como tampoco les vestían de “domingo” para ir a la casa grande-, no fueron capaces, ni parece que tuvieron la intención, de conocer a Bernardino, ni se molestaron en jugar con él, ni en dar la cara, tampoco salvarle cuando fue agredido por los “matones” del pueblo.


Particularmente veo a Bernardino como un iceberg -un niño huérfano de madre, como escribí más arriba, parece que también de padre pues no se habla más de él- del que sólo se conoce una ínfima parte de lo que lleva consigo. Un niño no sólo huérfano de padres, sino de afectos humanos verdaderos, tímido, enfermizo, solitario, ahogado por las hermanas, incapaz de abrirse a los que hubieran podido ser sus amigos, quizás por el temor de tomarles cariño pero que, cuando se sienta feliz, se le marchen.


Sabe querer. Bien claro se ve cuando se encuentra ante los matones del pueblo y contempla la estampa de su amado perro: maniatado y casi ahogándose. Bernardino prefiere que lo breen a él a palos antes de que le hagan nada a su perro. Da a todos una lección de hombría, a pesar de que debe de ser pequeño (yo diría que tendrá entre 8 y 10 años), de saber estar, de dignidad… Algo que al resto, a los matones y a los tres hermanos, les descoloca y avergüenza.


Quiere a su perro, más que a nada o a nadie en el mundo: por él es capaz de poner la otra mejilla, de saltar el muro de la finca, a pesar de sus dificultades físicas y de las prohibiciones de los mayores, de salir al mundo, en el que, con sangre, aprende que no es el mejor de los lugares a pesar de lo bucólico del entorno… Es capaz, en fin, de desprenderse de algo que pudiera tener un gran valor: su medalla de oro, pero él considera esa medalla sólo como oro, algo frío, nada más; prefiere que le devuelvan a Chu y su calidez que no la medalla. Tanto es así que, cuando consigue soltarlo, la medalla queda olvidada y ambos, perro y amo, se van a esconder donde nadie pueda verles: Bernardino a llorar, y Chu a estar a su lado con la lealtad que sólo conocen estos agradecidos hijos del reino animal (pero con mejores y más altos sentimientos que algunos individuos de la raza humana).


A su vez, los tres hermanos aprenden lo que es ser cobardes y, como amigos, totalmente nulos.


Juana Castillo Escobar

Madrid, 6-XI-2012

----o0o----

Notas

 El relato y la biografía de la autora se pueden leer en los enlaces:

http://tallerdeescrituraplumaytintero.blogspot.com.es/2012/10/bernardino-de-ana-maria-matute.html

http://es.wikipedia.org/wiki/Ana_Mar%C3%ADa_Matute

Ana María Matute
Born1925
Died2014
Cause of deathHeart attack
Resting placeCemetery of Montjuïc
Occupationwriter
Organizationmember of the Real Academia Española.
AwardsCervantes Prize

This name uses Spanish naming customs: the first or paternal family name is Matute and the second or maternal family name is Ausejo.

Ana María Matute Ausejo (26 July 1925 – 25 June 2014) was an internationally acclaimed Spanish writer and member of the Real Academia Española.[1][2] The third woman to receive the Cervantes Prize for her literary oeuvre, she is considered one of the foremost novelists of the posguerra, the period immediately following the Spanish Civil War.[citation needed]

Biography[edit]

Matute was born on 26 July 1925.[3] At the age of four she almost died from a chronic kidney infection, and was taken to live with her grandparents in Mansilla de la Sierra, a small town in the mountains, for a period of recovery. Matute says that she was profoundly influenced by the villagers whom she met during her time there. This influence can be seen in such works as those published in her 1961 collection Historias de la Artámila ("Stories from Artámila"), all of which deal with the people that Matute met during her recovery. Settings reminiscent of that town are also often used as settings for her other work.[4]

Matute was ten years old when the Spanish Civil War broke out in 1936, and this internecine conflict is said to have had the greatest impact on Matute's writing. She considered not only "the battles between the two factions, but also the internal aggression within each one".[5]

The war resulted in Francisco Franco's rise to power, starting in 1936 and escalating until 1939, when the Nationales won the war and Franco established the Francoist State, which lasted thirty-six years, until his death in 1975. Since Matute matured as a writer in this posguerra period under Franco's State, some of the most recurrent themes in her works are violence, alienation, misery, and especially the loss of innocence.[4][5] Her work was sometimes censored by the Francoist State, and at least once she was fined because of her writings.[6]

She published her first story, "The Boy Next Door," when she was only 17 years old.[6] Matute was known for her sympathetic treatment of the lives of children and adolescents, their feelings of betrayal and isolation, and their rites of passage. She often interjected such elements as myth, fairy tale, the supernatural, and fantasy into her works.[7] She was outspoken about subjects such as the benefits of emotional suffering, the constant changing of a human being, and how innocence is never completely lost.[8]

Matute was a university professor. She studied at the international school at Hilversum, Netherlands, and traveled to various countries as a lecturer or guest instructor. Her academic work in the United States spanned four decades, beginning as early as 1966 when she spoke at Our Lady of Cincinnati College.[9]

She lectured at the Tatem Arts Center of Hood College in Maryland on 28 April 1969.[9] In 1978, she was a visiting professor at the University of Virginia.[10] She was invited to speak at Brigham Young University in Utah[11] on 12 March 1990, where she gave a lecture on "Working the Craft of Translation" in Spanish.[12] She was also a guest lecturer at the universities of Oklahoma, Indiana and Virginia.[citation needed]

She was an honorary member of the Hispanic Society of America[13] and a member of the American Association of Teachers of Spanish and Portuguese.

She won the Premio Nadal in 1958 for the first novel of the trilogy, Los Mercaderes.[6] Her other literary prizes included the Planeta Prize and the Café Gijón Prize.[14]

Death[edit]

On 25 June 2014, Matute died of a heart attack at the age of 88,[15][16] and was laid to rest on the Cemetery of Montjuïc.Barcelona.

Bibliography[edit]

Matute's bibliography includes:[17]

  • En esta tierra
  • Los Abel
  • El arrepentido y otras narraciones
  • Pequeño teatro
  • Los hijos muertos
  • Fiesta al noroeste (Translated into English as Celebration in the Northwest)
  • Historias de la Artámila
  • Don Payasito
  • Algunos muchachos
  • The semiautobiographical trilogy Los mercaderes:
    • Primera memoria (Translated as School of the Sun)
    • La trampa (Translated as The Trap)
    • Los soldados lloran de noche (Translated as Soldiers Cry By Night)
  • Luciérnagas (Translated as Fireflies)
  • Olvidado rey Gudú
  • Aranmanoth (novel, 2000)
  • El árbol de oro
  • Los Chicos
  • Rafael
  • El ausente
  • Bernardino
  • La Conciencia
  • El Salvamento
  • Navidad para Carnavalito
  • La Rama Seca
  • Paraíso habitado
  • El Polizón Del Ulises (novel,1965) (Premio Lazarillo)
  • Demonios familiares
  • The Heliotrope Wall and Other Stories

References[edit]

  1. ^Fiona Ortiz (25 June 2014). "Novelist Ana Maria Matute dies at 88". Washington Post. Reuters. Retrieved 26 June 2014. 
  2. ^"Ana Maria Matute, Spanish novelist, dies aged 88". BBC. 25 June 2014. Retrieved 26 June 2014. 
  3. ^"Estoy cansada de repetirlo: tengo 85 años, nací en 1925 y no en 1926 como se emperran en decir", El País, 16 November 2010.
  4. ^ abVirgillo, Carmelo; L. Teresa Valdivieso; Edward H. Friedman (2004). Aproximaciones al estudio de la literatura hispanica. McGraw Hill. ISBN 0-07-255846-6. 
  5. ^ abBallesteros, Jose; Mark Harpring; Francisca Paredes Mendezson Heinle (2005). Voces de España: AntologÃa Literaria. ISBN 0-7593-9666-3. 
  6. ^ abcWilliam Yardley (27 July 2014). "Ana Maria Matute, Novelist, Dies at 88". New York Times. Retrieved 4 July 2014. 
  7. ^"Ana Maria Matute (Spanish author)". Britannica.com. 26 July 1925. Retrieved 27 June 2014. 
  8. ^"Members of RAE". Real Academia Espanola. Archived from the original on 3 November 2013. Retrieved 16 April 2013. 
  9. ^ ab"News in Brief". The Morning Herald. Hagerstown, Maryland. 21 April 1969. p. 15 – via https://www.newspapers.com/newspage/23205080/. 
  10. ^"Visiting Professors (1979-present)". spanitalport.as.dev.artsci.virginia.edu. University of Virginia. 20 August 2015. Retrieved 11 February 2017. 
  11. ^"AWARD-WINNING SPANISH NOVELIST WILL TALK AT BYU". DeseretNews.com. 9 March 1990. Retrieved 11 February 2017. 
  12. ^Michael Scott Doyle (1993). "Translating Matute's Algunos Muchachos: Applied Critical Reading and Forms of Fidelity in The Heliotrope Wall and Other Stories".Translation Review. Schulte, Rainer and Dennis Kratz (eds.); ISSN 0737-4836. p. 30.
  13. ^"Ana María Matute discusses her Life and 'Worlds of Fiction'". Uab.cat. 19 October 2011. Retrieved 27 June 2014. 
  14. ^Barcelona, Universitat Autonoma de. "Ana María Matute discusses her Life and 'Worlds of Fiction'". www.uab.cat. Retrieved 11 February 2017. 
  15. ^Sergi Doria (25 June 2014). "Muere la escritora Ana María Matute". ABC. 
  16. ^Ana Maria Matute: Author who suffered under Franco and was acclaimed for her lyrical depictions of Spanish life in the Civil War, independent.co.uk; accessed 15 June 2017.
  17. ^"Cronología de obras de Ana María Matute – Departamento de Bibliotecas y Documentación del IC". Cervantes.es. 16 April 2014. Retrieved 27 June 2014. 

External links[edit]

0 thoughts on “Bernardino Ana Maria Matute Bibliography”

    -->

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *